Canadá se ha convertido recientemente en un país donde es legal consumir cannabis con finalidades recreativas, algo que primer ministro canadiense, Justin Trudeau , defendió por varios motivos, entre ellos mantener la sustancia alejada de los menores mediante el control, además de las cuestiones económicas que supondría para el país. amnesia haze auto fem sustancias, el informe pormenorizado muestra como en el caso del alcohol se estima que alrededor de 1,16 millones de menores de 14 a 18 años bebieron alcohol en 2016, mientras que en torno a 323.000 menores se iniciaron en este consumo, 37.900 más que en 2014.
En cuanto a los ítems relativos a la NS, siguiendo lo planteado por los autores arriba mencionados, se elaboraron tres apartados: en primer lugar, un apartado de NS familiar, compuesta por dos tipos de CN, una favorable al consumo («Mis padres piensan que fumar cannabis no es demasiado peligroso para la salud») y otra opuesta («Mis padres creen que fumar cannabis es muy peligroso para la salud»); cada una de ellas, puntuada de 5 a 1, se multiplica por el ítem que representa la MA, que, en el caso de este ejemplo, era «Suelo tener en cuenta lo que mis padres me dicen respecto a los porros».
Lo más destacable del CBD para sus consumidores habituales es poder beneficiarse de las propiedades ventajosas y medicinales de la planta del cannabis sin tener que pasar por los efectos psicoactivos que están relacionados con el consumo habitual de la planta (por ejemplo, de la marihuana).
Durante esta reunión, los participantes recordaron que la falta de regulación frena la innovación científica y médica del cannabis; paraliza también la implementación de tratamientos eficaces en determinados pacientes; y desde luego fomenta el mercado ilícito, dejando fuera de juego los potenciales beneficios económicos para las arcas del estado por la recaudación de impuestos con la venta de marihuana.
Sin embargo, estableció que los cinco acusados debían ser absueltos al no descartarse que tuvieran la percepción equivocada de que la actividad que llevaban a cabo de distribución de la droga entre sus asociados, compartiendo los gastos de cultivo y con la convicción de que todos eran ya consumidores ‘personales’ de esa sustancia, estaba tolerada por el ordenamiento jurídico.
Asimismo, el artículo 49 del Estatuto, reproduciendo lo establecido por el artículo 51 de la Constitución, dispone que los poderes públicos deben garantizar la protección de la salud, la seguridad y la defensa de los derechos y los intereses legítimos de los consumidores y usuarios, y también que deben apoyar a las organizaciones de consumidores y usuarios.
Además, en las provincias de Málaga y Córdoba, se han practicado 16 registros domiciliarios que han permitido desmantelar once invernaderos de interior con un total de 4.730 plantas de marihuana en distintos estados de crecimiento, así como la intervención, entre otros efectos, de 14 armas de fuego y distinta munición.
5. Las asociaciones de consumidores de cannabis deben remitir al departamento competente en materia de salud y, dentro de este, al organismo responsable del seguimiento de la calidad y la actividad de las asociaciones cuanta información estadística y epidemiológica sea necesaria para el control de la actividad, de la forma y con los criterios que se determinen por reglamento.
El 4 de julio de 2013 se aprobó el proyecto de ley modificado según el cual las farmacias pueden vender hasta 40 g de inflorescencias de cannabis por persona y mes, pero además permite también el autocultivo para que cada individuo pueda cultivar hasta 6 plantas hembra con una producción que no exceda los 440 g anuales -la cantidad en clubes de consumidores es proporcional al número de miembros-.