Una pregunta común que surge en aquellas personas que desean comprar semillas de marihuana de forma legal es dónde pueden hacerlo. La mayor parte de la recaudación fiscal originada por la legalización de la marihuana y el hachís provendría de la declaración de impuestos y de las cotizaciones a la Seguridad Social por parte de los trabajadores de empresas, cooperativas y clubes sociales de cannabis.
En tu país puedes cultivar un gran número de variedades sin tener ningún problema. ERC ha reabierto el debate en el Congreso de los Diputados sobre el consumo del cannabis en España y pide así al Gobierno en una iniciativa la regularización, en el plazo más breve posible, de su producción, distribución y consumo de esta droga.
Desde un punto de vista económico, los impulsores de esta propuesta pertenecientes a Podemos argumentan sobre la legalización del cannabis es absurdo que se pueda comprar tequila ginebra en un supermercado y que la marihuana sea ilegal”, tal y como ha manifestado en diversas ocasiones Pablo Iglesias.
Fuentes policiales consultadas por este diario destacan la dificultad de llegar hasta los auténticos responsables de estos cultivos ilegales: «Las plantaciones se organizan como células yihadistas, que no se conocen entre sí. semillas haze pura los detenidos, los que cuidan las plantas, muchas veces no saben ni para quién trabajan.
Según esto, aunque no es una cuestión exponencial, puede decirse que fumar un porro de los de ahora es como fumar unos cinco de hace veinte años. Además, una vez sea legalizada en Canadá, la marihuana tendrá su consiguiente regulación : por ejemplo, las dos regiones más pobladas del país, Ontario y Quebec, solo venderán cannabis desde plataformas estatales (al menos de momento ).
A día de hoy, a nivel nacional existen ciertas reticencias a legalizar este negocio, pero vistos los posibles atractivos fiscales y que se pueden llevar una gran parte del pastel, acabarán sucumbiendo, y más sabiendo que España es el tercer mercado mundial más interesante para los inversores tras Estados Unidos y Canadá.
En vista de estos datos, es una realidad que el cannabis es una sustancia cada vez más integrada dentro del colectivo social y que en los últimos años, probablemente fomentado por las recientes regulaciones y cambios legislativos a nivel internacional (Uruguay, algunos estados de EE. UU, Holanda, Canadá, etc.); se está convirtiendo en un artículo de uso cada vez más normalizado, a pesar de la situación legal en España.
Además la demanda no era sólo de usos lúdicos, si no que miles de pacientes de diferentes patologías, animados por las evidencias contrastadas de cada vez más investigaciones médicas, e inmersos en la desesperada búsqueda del alivio del dolor de otra sintomatología, acudían a estos colectivos para poder tener acceso al cannabis para tratar sus dolencias.
Este miércoles entró en vigor la ley que permite el consumo de mariguana en Canadá y desde muy temprano decenas de canadienses se amontonaron en los puntos de venta para poder conseguir un poco de la droga. En 1996, 68 personas solicitaron tratamiento por este motivo; diez años después, eran 189, y en 2016, la cifra se elevó hasta las 439 personas.