Aunque todos sabemos que la marihuana es una planta que se desarrolla en primavera y verano y está madura durante el otoño, en invierno, si vivimos en una zona donde el clima no sea muy frío, podemos hacer cultivos alternativos”. B.A.C Chalk asegura un pH estable en tu Lava-Soil y Cocos reciclado. Para asegurarnos que los nutrientes puedan ser absorbidos por nuestra planta es conveniente situar el pH del agua de riego entre 5,5 y 6,7. Lo ideal es tener que regar 2 3 veces a la semana, es decir, que cada vez que reguemos empapando la tierra de la maceta debe tener suficiente agua para abastecer a la planta 2 3 días.
semillas feminizadas baratas en maceta podemos dejar que las plantas tomen todo el sol que sea posible, durante el día, y por la noche ponerlas en una habitación sin ningún tipo de luz, de este modo no sufrirán las bajas temperaturas. Es fundamental evitar zonas muy a la intemperie, donde sople fuerte el viento, ya que esto puede deshidratar nuestras plantas llevar el olor a un lugar donde levante las sospechas de curiosos y la atracción de animales.
Nunca deberemos tener más plantas de las que nos fumemos ya que no se consideraría autoconsumo y tendríamos problemas mayores. Las plantas en macetas que se vayan a trasladar cada noche no deberían ser muy grandes para que sea fácil moverlas. La variedad automática variedad autofloreciente florecerá igualmente.
Logra aportar el calcio y magnesio necesario para la planta, y además ayuda a regular el PH del sustrato. Otro de los puntos favorables de las variedades de cannabis automáticas es la vigorosidad que muestran sus semillas. Piensa que, cuanta más potencia lumínica, más profundidad tiene la luz del foco, así que para cultivar plantas grandes, mejor utiliza un 600w HPS.
Mientras que otros sustratos son esterilizados antes de su uso, el coco funciona mejor en su estado original incluso inoculado con poblaciones de microorganismos beneficiosos como el Trichoderma El desarrollo de estas poblaciones debe ser fomentado en el coco, por lo que se desaconseja el uso de químicos esterilizadores como el cloro el peróxido de hidrógeno, el agua hirviendo.
Por ello, los cultivadores apuestan por tubos fluorescentes bombillas CFL de luz azul para la primera fase de vegetativa. Si tienes problemas con las filtraciones de luz durante el ciclo de oscuridad de la fase la floración, con las autoflorecientes evitarás totalmente este problema.
Respecto a la alimentación de tus plantas, lo más probable es que el sustrato se esté quedando sin nitrógeno. Esta tierra, como la All Mix, está diseñada para que la planta aguante unas 4 semanas de crecimiento sin tener que aportar nada, pasado este tiempo deberemos agregar nutrientes usando abonos líquidos.
La vida total de las plantas autoflorecientes es de entre 75 y 90 días, dependiendo de la variedad escogida y las condiciones de cultivo. Para saber y aprender cómo cultivar marihuana en casa lo primero que tienes que saber es que existen varias formas de hacerlo: dentro de casa en un espacio cerrado (cultivo de interior) en terrazas y balcones (cultivo de exterior).
Es muy importante tener en cuenta que en esta época hace más frío y las plantas de marihuana necesitan menos agua que en verano , así que tienes que hacer el riego con menos cantidad de agua y una dos veces a la semana como mucho, por eso es muy buena idea aportar a tu sustrato algo de humus para el crecimiento y por supuesto guano de murciélago para la floración, para que tus plantas puedan encontrar los nutrientes que necesitan para su desarrollo fácilmente.
Si elegimos plantas sativas con mucha genética sativa deberemos cuidar mucho la altura; como explicábamos antes, tanto en crecimiento como en floración, ya que correrán el riesgo de quedarse sin espacio pudiendo llegar a quemarse a no desarrollarse por completo.
Plantas de Marihuana de tamaño medio pero anchas, con cogollos compactos y robustos. A día de hoy, especialmente en variedades de autofloración que han sido cruzadas con sativa, existen múltiples genéticas que alcanzan una altura considerable que les permite producir una buena cantidad de cogollos.