Pues tengo un par de plantas q vienen de esquejes de White Widow y Toxic y las tengo en macetas de 17 litros. Saber que la Marihuana es una planta arbustiva de exterior y que hay que hacerlo dentro de sus épocas naturales de cultivo, es fundamental. Si la pretendemos cultivar dentro de casa, hay que hacerlo de una forma técnicamente más compleja, en la que entran en juego aspectos como por ejemplo la hidroponía la iluminación artificial. Sabemos que hay toda una industria trabajando en la mejora genética de la Marihuana.

Cuando sembramos semillas sin conocer su sexo, debemos de tener la preocupación de eliminar todas las plantas masculinas al final del cultivo para evitar que fecunden a las femeninas, ya que estropeará la producción deseada. Fruto de la mejora genética antes referida, existen semillas de cannabis feminizadas de máxima marihuana big bud calidad con garantía de que todas las plantas femeninas serán capaces de producir brotes potentes y hermosos. Como decimos, hay que hacerlo en un semillero y para ello, la mejor opción es hacerlo en bandejas llamadas de alvéolos en su defecto, en pequeñas macetas de no más de 9 ó 10 centímetros de diámetro.

Ya sea en alvéolos macetitas, vez germinadas y alcanzado unos tamaño mínimos, proceder a su transplante a macetas mayores directamente sobre el terreno en el campo. Tanto los géneros de la Marihuana Cannabis sativa, Cannabis índica como Cannabis rudelaris, son plantas muy rústicas. Por ello podemos utilizar un ‘sustrato del tipo universal’ de los recomendados como ‘sustratos para plantas de interior‘. Saber que si podemos encontrar un ‘sustrato especial para semilleros‘, aunque sea para hortalizas… es la mejor opción.

Como conceptos comunes y de interés, el sustrato debe de ser turboso, con buena aireación, un pH de 6,5 y un nivel de fertilización preferentemente bajo. El protocolo es, una vez llenas las bandejas de alvéolos con el substrato elegido y húmedo, procederemos a sembrar una sola semilla por alvéolo pequeña maceta. Aproximadamente a los 35 ó 40 días de su siembra, en estas condiciones ya se puede proceder a su trasplante.

A partir de ese momento, el substrato debe estar siempre húmedo y hasta que la planta germine y tenga como mínimo un par de hojas verdaderas. La temperatura adecuada para su correcta germinación puede situarse entre los 18 y 25 ºC. Las semillas de Marihuana germinan a los pocos días. Cuando comiencen a germinar, las sacaremos al exterior para que el sol, sin ser directo fuerte durante las horas de mayor calor, mantenga las plantas compactas durante su crecimiento.

Si es en un huerto de campo de jardín, podemos hacerlo de forma directa y en el lugar definitivo. Si se trata de un huerto urbano de terraza balcón, podemos optar por hacerlo a una maceta mayor, entre 14 y 16 centímetros de diámetro. Con cada trasplante, la Marihuana renueva su sistema radicular periférico y por ello alcanza una mayor velocidad de desarrollo. Como el clima es favorable, se puede combinar el cultivo de interior para crecimiento y el de exterior para florecer.

El concepto es siempre trasplantar una planta de Marihuana por maceta y si la germinación no ha sido homogénea, por la calidad de las semillas por ejemplo, siempre podemos trasplantarlas según alcancen el tamaño adecuado. El sustrato para su cultivo en macetas debe de ser del tipo ‘sustrato especial para plantas de exterior’ ‘sustrato de tipo universal’. Recordad que tanto la Marihuana Cannabis sativa, Cannabis índica Cannabis rudelaris, son plantas de exterior y por ello deben de cultivarse en exteriores, siempre y cuando la legislación vigente del país en cuestión lo permita. Aproximadamente los riegos se efectuarán cuando mas menos un centímetro de la cobertura del sustrato esté bien seco.

Hola, algunas semillas son jodidas de germinar, por ejemplo la del tejo ( arbol mucho raro ), que hay que escarificarlas, eso es meterlas en un acido (agua con algo de salfuman por ejemplo) un minuto por ahi para que se le ablande la cubierta exterior y asi pueda germinar al segundo tercer año, que es lo que tarda el tejo la sabina el majuelo, por ejemplo. Hola yo germine una semilla de cannabis sativa y ya saco un raiz de 5 cm ya la debo sacar del frasco germinador y colocar en compost especial de turba con un ph de 6,5 espero q saque las falsas hojas. En este sentido DuPont tenía claro que una de las premisas de su estrategia de mercado tenía que anular la presencia del cáñamo.

Es importante q alguien coherente me responda no quiero q se me agreda tome por ignorante ya q pregunto por q obviamente no se del tema.Desde ya muchas gracias por toda respuesta coherente q se me pueda brindar. Una vez cubiertas http://es.wikipedia.org/wiki/Howard_Marks de tierra es importante dejar el macetero en un lugar que no experimente cambios muy bruscos de temperatura humedad. Medicinales: Cada vez más y más gente acude a la marihuana gracias a sus efectos medicinales.

Cuando nuestras plantas, una vez germinadas, alcancen una altura aproximada de entre 5 a 10 cm y sus raíces sean maniobrables, será el momento de pensar en su transplante a un contenedor más grande al definitivo. La Hearst Company controlaba buena parte de la producción de papel e incluso era el semillas amnesia haze principal proveedor del área de productos de papel de la hoy multinacional Kimberly Clark. Todas las semillas de cannabis adquiridas en Seeds son exclusivamente para uso personal. La situación ideal para el invernadero es un lugar cálido y que reciba cuantas más horas de sol mejor.

Seeds ha conseguido garantizar que sus plantas femeninas produzcan flores masculinas gracias a un tratamiento con ácido giberélico, que transforma las plantas femeninas en hermafroditas y permite producir semillas sólo con cromo s femeninos. En caso de plantar en zonas de interior donde son comunes las heladas, podemos plantearnos construir un pequeño invernadero para evitar que las plantas mueran. Los modelos más famosos son los Philips, sobre todo los modelos Son-T-Agro y Son-T-Plus en HPS, y en HM está el modelo HPI-T.

Durante el invierno se pueden preparar plantas en interior y sacarlas al exterior en Marzo y Abril, al contrario de lo que mucha gente piensa, el fotoperiodo de esta época es perfecto para florecer, y aunque la cantidad de la cosecha no será tan grande como en verano, la calidad será la misma ya que la radiación ultraviolada de el invierno es incluso mayor que en verano. Durante los meses de febrero y marzo algunos cultivadores inician ya el cultivo, sembrando las primeras semillas.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS